El poder calmante y estimulante del cerebro de las hojas de menta

Desafortunadamente, las hojas de menta a menudo se consideran poco más que un ingrediente utilizado para condimentar las bebidas o para calmar el malestar estomacal. En realidad, sin embargo, la potente hierba de menta ofrece una impresionante variedad de vitaminas, minerales y beneficios para la salud que la convierten en un verdadero motor de la nutrición. Es por eso que la menta se gana un lugar como una de las mejores hierbas y especias curativas.

De hecho, los beneficios potenciales de las hojas de menta se extienden mucho más allá de refrescar su aliento. Las investigaciones demuestran que las hojas de menta pueden incluso aumentar la función cerebral, ayudar en la salud digestiva y ayudar a equilibrar los niveles hormonales para mantener su cuerpo en su mejor estado.

hojas de menta

Entonces, ¿cómo pueden las hojas de menta mejorar su salud y cómo puede incorporarlas a su dieta diaria? Esto es lo que necesitas saber.

¿Qué son las hojas de menta?

Las hojas de menta pueden referirse a cualquier planta del género Mentha, pero el término se usa más a menudo para referirse a la menta y la menta verde, los dos tipos más comunes de plantas de menta. La menta verde es una planta con un sabor dulce que funciona bien en muchas recetas, mientras que la menta tiene una mayor concentración de mentol, lo que explica muchos de los usos medicinales de las hojas de menta.

Las hojas de menta son increíblemente versátiles y se pueden usar para hacer una taza de té relajante o para añadir a todo, desde ensaladas hasta postres. Además, los estudios muestran que estas diferentes variaciones de la hierba de menta podrían tener una serie de efectos beneficiosos para la salud, desde mejorar la función cerebral hasta mantener los niveles hormonales bajo control, lo que le da más razones para considerar la posibilidad de agregar esta poderosa hierba a su rotación semanal.

Beneficios de las hojas de menta

  • Mejorar la salud digestiva
  • Puede aliviar los síntomas del resfrío
  • Ayudar a la higiene bucal
  • Aumentar la función cerebral
  • Calmar el dolor de la lactancia materna
  • Reducir los síntomas del SOPQ
  • Disminuir la indigestión

1. Mejorar la salud digestiva

Muchas personas buscan mentas a la primera señal de problemas estomacales, y por una buena razón. La menta es conocida por sus propiedades calmantes para el estómago gracias a la presencia de un compuesto en el aceite de menta llamado mentol, que ayuda a relajar los músculos del tracto digestivo para proporcionar alivio.

Los estudios demuestran que la menta puede ser especialmente beneficiosa para las personas con síndrome del intestino irritable (SII), una afección que causa síntomas del SII como dolor abdominal, estreñimiento, diarrea, náuseas, distensión y calambres. De hecho, un estudio doble ciego controlado por placebo fuera de Italia le dio a las personas con IBS cápsulas de aceite de menta durante cuatro semanas y encontró que los síntomas se redujeron en 75 por ciento.

2. Puede aliviar los síntomas del resfriado

Si le da la vuelta a cualquier medicamento de venta libre para el resfriado o la gripe, es probable que encuentre “mentol” en la lista de ingredientes. El mentol es uno de los compuestos principales del aceite de menta, y aunque hay evidencia contradictoria acerca de cuán efectivo puede ser el mentol para aliviar la congestión, varios estudios han encontrado que podría ayudar a mejorar el flujo de aire para reducir los síntomas del resfriado.

3. Ayudar a la higiene bucal

Tomar unas mentas o un chicle con sabor a menta es un remedio natural muy conocido para refrescar el mal aliento, pero ¿sabías que también puede ayudar a promover la higiene bucal?

Uno de los principales beneficios del té de menta son sus poderosas propiedades antimicrobianas, que pueden ayudar a eliminar las bacterias para optimizar la higiene bucal. Prepare una o dos tazas de té de menta con hojas de menta, y acompáñelo con prácticas de higiene oral adecuadas para mantener su boca sana y fresca.

4. Aumentar la función cerebral

Curiosamente, algunas investigaciones muestran que incluso el mero olor a menta podría ser suficiente para aumentar el poder cerebral y mejorar la función cognitiva. Un estudio publicado en el International Journal of Neuroscience, por ejemplo, mostró que el aroma a menta era capaz de mejorar la memoria y aumentar el estado de alerta. De manera similar, otro estudio publicado en el North American Journal of Psychology también mostró que el aroma a menta era efectivo para reducir la fatiga y la ansiedad mientras mejoraba la lucidez mental, gracias a su capacidad para estimular el sistema nervioso central.

5. Calmar el dolor de la lactancia materna

Los pezones agrietados, adoloridos y doloridos son algunos de los efectos secundarios más comunes de la lactancia materna, muchos de los cuales pueden ser difíciles de aliviar y tratar eficazmente. Algunas investigaciones muestran que las hojas de menta podrían ayudar a aliviar el dolor causado por la lactancia materna al reducir estos graves síntomas y efectos secundarios cuando se aplican de manera tópica.

Un estudio realizado por el Hospital Pedagógico de Alzahra en Irán demostró que la aplicación de gel de menta era significativamente más eficaz que la lanolina para prevenir las grietas del pezón en las madres lactantes. Otro estudio publicado en el International Breastfeeding Journal encontró que el uso diario de agua de menta podría prevenir las grietas en los pezones, señalando que las mujeres que la usaban regularmente también informaron menos dolor.

6. Reducir los síntomas del SOPQ

Algunos estudios han encontrado que el té de menta beneficia el síndrome del ovario poliquístico, una condición en las mujeres que se caracteriza por niveles excesivos de hormonas masculinas. Esto se debe a que tiene efectos antiandrogénicos, ayudando a reducir los niveles de testosterona para mantener los niveles hormonales en equilibrio.

Un estudio de 2010 publicado en Phytotherapy Research mostró que beber té de hierbas de menta verde fue capaz de disminuir significativamente los niveles de testosterona y mejorar las evaluaciones subjetivas del hirsutismo, o crecimiento irregular del cabello, en las mujeres. Un estudio en animales también mostró que beber té de menta condujo a una reducción de la testosterona en ratas en comparación con un grupo de control, lo que sugiere que podría ser beneficioso para aquellos con SOPQ.

7. Disminuir la indigestión

También conocida como dispepsia, la indigestión se define como una alteración de la digestión que produce síntomas recurrentes como acidez estomacal, náuseas, eructos y dolor abdominal. Los estudios han encontrado que el aceite de menta acelera el vaciado del estómago, lo que podría proteger contra la indigestión para prevenir los síntomas. El uso del aceite de menta como tratamiento para la indigestión también ha demostrado ser efectivo, especialmente cuando se combina con otros ingredientes como el aceite de alcaravea.

Datos sobre la nutrición de la hoja de menta

Aunque la menta se consume generalmente en pequeñas cantidades, añadirla a su dieta puede ser una buena manera de aumentar su ingesta de varios nutrientes específicos. Aunque el contenido nutricional de la menta puede variar entre diferentes especies, la menta generalmente contiene una buena cantidad de vitamina A y otros nutrientes importantes como el hierro y el manganeso.

Dos cucharadas (aproximadamente 11 gramos) de hojas de menta fresca contienen aproximadamente:

  • 4.9 calorías
  • 0.9 gramos de carbohidratos
  • 0,4 gramos de proteína
  • 0.1 gramo de grasa
  • 0.8 gramos de fibra dietética
  • 456 unidades internacionales de vitamina A (9 por ciento DV)
  • 1.3 miligramos de hierro (7 por ciento DV)
  • 0.1 miligramos de manganeso (6 por ciento DV)
  • 11.8 microgramos de folato (3 por ciento DV)
  • 22.4 miligramos de calcio (2 por ciento DV)
  • 7.1 miligramos de magnesio (2 por ciento DV)
  • 1.5 miligramos de vitamina C (2 por ciento DV)

Además de los nutrientes mencionados anteriormente, la menta verde también contiene una pequeña cantidad de vitaminas B, fósforo, potasio, zinc y cobre.

Hojas de Menta en la Medicina

Con su riqueza de beneficios para la salud, no debe sorprender que las hojas de menta sean consideradas un alimento básico en muchas ramas de la medicina holística y a menudo se utilizan para tratar una variedad de dolencias.

Mientras tanto, en la Medicina Tradicional China, se dice que las hojas de menta tienen propiedades refrescantes y aromáticas. La menta también se considera especialmente útil para promover la salud del hígado, los pulmones y el intestino grueso y también se utiliza a veces para tratar condiciones como la diarrea y el dolor menstrual.

Hojas de Menta vs. Albahaca

Así como hay varias variedades diferentes de menta disponibles, también hay muchos tipos diferentes de albahaca. La albahaca dulce, el tipo de albahaca que se usa más a menudo en la cocina, tiene un sabor suave pero picante y un aroma dulce que la distingue como alimento básico del armario de especias. Al igual que las hojas de menta, también hay numerosos beneficios de la albahaca, que van desde la reducción de los niveles de azúcar en la sangre hasta la protección contra la inflamación.

En ciertas recetas como los platos salados, la albahaca puede ser cambiada por menta para añadir un toque extra de sabor. Sin embargo, debido a que la menta verde es considerablemente más dulce que la albahaca, las hojas de menta pueden no ser un sustituto adecuado para la albahaca en recetas como la salsa marinara o los platos de pasta.

Dónde encontrar y cómo usar las hojas de menta

¿Se pregunta dónde comprar hojas de menta? Típicamente puede encontrar hojas de menta en la sección de productos de su supermercado local, justo al lado de otras hierbas como tomillo, albahaca y romero. También puede optar por las hojas secas de menta, que normalmente se encuentran en la sección de especias.

Una vez que usted consiga sus manos en esta hierba sabrosa, hay un montón de usos potenciales de las hojas de menta para que usted explore. La menta verde puede ayudar a refrescar las bebidas, añadir un toque especial a las ensaladas y aportar un sabor único a las recetas de postres. Otra opción popular es remojar las hojas de menta en agua para hacer una taza de té de menta caliente usando menta verde o menta piperita.

También puede usar hojas de menta para la piel simplemente triturando las hojas en una pasta, mezclándolas con otros ingredientes, como agua de rosas o miel, y aplicándolas directamente sobre la piel. Esto no sólo ayuda a refrescar la piel y proporcionar alivio, sino que también se dice que ayuda en la prevención del acné.

Como Cultivar Hojas de Menta + Recetas

El cultivo de la menta es popular entre los jardineros novatos y los expertos por igual, ya que estas plantas son fáciles de cultivar y pueden prosperar incluso con un cuidado mínimo. Usted puede optar por cultivar la planta de menta según sus preferencias personales y para lo que planea utilizarla.

Las plantas de menta requieren un lugar húmedo pero bien drenado y a menudo necesitan protección de la luz solar directa. Asegúrese de regarlos regularmente y coloque barreras para evitar que se extiendan por todo el jardín.

Al cosechar las hojas, tenga en cuenta que las hojas jóvenes tienen un sabor más fuerte y pueden permanecer frescas durante varios días a la vez si se colocan en el agua. Las hojas de menta también se pueden secar o congelar, dándole un flujo constante de hojas de menta para usar durante toda la temporada.

¿Necesitas inspiración para usar tus hojas de menta una vez cosechadas? Aquí hay algunas maneras sabrosas y creativas de añadir hojas de menta a su dieta:

  • Calabacines salteados con menta, albahaca y piñones
  • Ensalada de arándanos, sandía y menta Feta
  • Pudín de chocolate negro con menta y chía
  • Agua de infusión de fresa, lima, pepino y menta
  • Ensalada de lentejas libanesas

Historia

La palabra “menta” proviene de la palabra latina mentha. En griego, la palabra “menta” tiene sus raíces en la mitología griega. Según la leyenda griega, Minthe era una ninfa de la que Hades se enamoró. Cuando su esposa, Perséfone, se enteró, convirtió a Minthe en una planta para ser constantemente aplastada y pisada. Cuando Hades fue incapaz de revertir el hechizo, en su lugar le dio un delicioso aroma a menta para que pudiera olerla.

Se cree que la menta se originó en Asia y el Mediterráneo. Los antiguos griegos utilizaban la menta como producto de limpieza y la añadían a sus baños para proporcionar una sensación refrescante y estimulante. Mientras tanto, los romanos usaban la hierba con fines culinarios y también aprovechaban sus propiedades para refrescar el aliento. A lo largo de la historia, muchas culturas han considerado la menta como un símbolo de hospitalidad y una forma de dar la bienvenida a los huéspedes.

Hoy en día, la hoja de menta es apreciada por mucho más que por su sabor y aroma distintivo. Es reconocido por sus propiedades medicinales, su extenso perfil nutricional y sus poderosos efectos sobre la salud.

Precauciones

¿La menta es segura? Aunque los efectos secundarios de las hojas de menta son poco comunes cuando se consumen con moderación, se han reportado síntomas adversos. En particular, la hierbabuena de menta puede causar efectos secundarios como dolores de cabeza, llagas en la boca y quemaduras en el corazón. Ambas variaciones de la planta de menta, la menta y la menta verde, también pueden causar síntomas de alergia alimentaria. Si usted experimenta cualquier efecto secundario negativo después de comer hojas de menta, considere disminuir o dejar de consumir y consulte a su médico.

Además, mientras que la menta a menudo se considera un recurso para el malestar digestivo, no se recomienda para aquellos que sufren de la enfermedad de reflujo gastroesofágico. Esto se debe a que se dice que la menta relaja los músculos del esfínter esofágico inferior, lo que puede hacer que el reflujo ácido y los síntomas empeoren aún más.

Reflexiones finales

  • La menta puede referirse a cualquier planta del género Mentha, pero la menta y la menta verde son dos de las variedades más comunes.
  • Comer hojas de menta o beber té de menta y menta piperita beneficia muchos aspectos de la salud y puede proporcionar una ráfaga de vitaminas y minerales adicionales en cada porción.
  • La investigación muestra que las hojas de menta podrían ayudar a promover la salud digestiva, mejorar los síntomas del resfriado, mejorar la higiene bucal, disminuir la indigestión, mejorar la salud cerebral, aliviar el dolor de la lactancia materna y disminuir los síntomas del síndrome poliquístico de ovario.
  • Agregue hojas de menta a sus recetas favoritas, métalo en un té sabroso o aplástelo en una pasta y aplíquelo tópicamente para cosechar las recompensas de esta poderosa hierba.

Referencias

  1. The mechanism of action of peppermint oil on gastrointestinal smooth muscle. An analysis using patch clamp electrophysiology and isolated tissue ph… – PubMed – NCBI
  2. Peppermint oil (Mintoil) in the treatment of irritable bowel syndrome: a prospective double blind placebo-controlled randomized trial. – PubMed – NCBI
  3. Does inhaling menthol affect nasal patency or cough? – PubMed – NCBI
  4. The effects of oral administration of (-)-menthol on nasal resistance to airflow and nasal sensation of airflow in subjects suffering from nasal co… – PubMed – NCBI
  5. A review of the bioactivity and potential health benefits of peppermint tea (Mentha piperita L.). – PubMed – NCBI
  6. Modulation of cognitive performance and mood by aromas of peppermint and ylang-ylang. – PubMed – NCBI
  7. Effects of peppermint and cinnamon odor administration on simulated driving alertness, mood and workload
El poder calmante y estimulante del cerebro de las hojas de menta
4.8 (95%) 4 votes

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here